Rosie es una perrita muy especial ya que tiene epilepsia (controlada con medicación) Fue recogida de pequeña y ha estado durante mucho tiempo en un Síndrome de Noe. Allí apenas se relacionaba y no salía a la calle. Ahora se encuentra en una casa de acogida y estamos trabajando con ella sus miedos e inseguridades para que llegue a ser una perrita feliz. Rosie es buena y tranquila en casa y convive perfectamente con otros animales. Necesita una casa que sea tranquila y sin niños y que tenga algo de terreno y cerca del campo donde se siente mas tranquila y relajada

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.