Lucy: una muestra más de tantos…

El pasado jueves día 3 de Febrero recibimos un aviso:  una pareja paseando a sus perros había encontrado a una podenca amarrada a un palo, en un estado extremo de desnutrición y deshidratación, abandonada así, para que no tuviera la más mínima oportunidad ni de buscarse la vida.

¿Hasta dónde puede llegar la crueldad humana?…

Allí estaba la pequeña Lucy, esperando paciente y silenciosa a que llegara su muerte y suplicando que no tardara en hacerlo, no podía más con tanta agonía. Pero afortunadamente alguien la vio, alguien que no dudó en intentarlo y la llevó inmediatamente al veterinario.

Las primeras noticias no fueron esperanzadoras: Lucy tenía una infección grave generalizada y mucha anemia. Debía de llevar bastantes días sin comer ni beber.

Pasaron las horas y Lucy, aunque con la mirada perdida y sin fuerzas, empezó a responder al tratamiento. Al día siguiente toleró una jeringuilla de comida. Hoy consigue levantarse a hacer sus necesidades y nosotras nos sentimos inmensamente felices de saber que esta vez el bien le gana el pulso al mal, felices de saber que existe gente muy buena como María y Joaquín que le salvaron la vida a Lucy sin plantearse nada más.

Gracias a los dos por no ser impermeables al sufrimiento innecesario.

Gracias Lucy, por luchar en tu nombre y en el de todos los invisibles.

Actualización 18-03-2011:

Lucy tiene ya su familia definitiva. Ahora se llama Juanita y tiene un hermano que se llama Juan.

Gracias Laura por adoptarla y darle tantísimos mimos y cuidados.

😉

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *