El Consejo Andaluz de Protección de los Animales es un fraude democrático

Consejo Andaluz Protección Animal FraudeHa sido publicado recientemente en el BOJA el Decreto 525/2012, de 27 de noviembre, por el que se crea y regula el Consejo Andaluz de Protección de Animales de Compañía. Desgraciadamente para los animales se vuelve a ignorar a las organizaciones de defensa y de protección animal.

Reproducimos a continuación la nota de prensa de ASANDA (Asociación Andaluza para la Defensa de los Animales):

.

Tarde y mal, con alevosía y perfidia, así ha redactado el Bipartito andaluz el texto del “Decreto por el que se crea y regula el Consejo Andaluz de Protección de Animales de Compañía”. Para la Asociación Andaluza para la Defensa de los Animales se trata de un Decreto que evidencia la actitud totalitaria del Gobierno andaluz.

La Ley 11 de 2003, que se presentó como de Protección de los Animales y que se aprobó con la oposición del sector animalista andaluz, establecía la obligatoriedad de crear, durante 2004, un órgano consultivo para asesorar sobre el desarrollo de la misma. Dicho órgano nunca se llegó a crear y la Administración, libre de asesoramientos incómodos, se dedicó a ir limando, a base de Órdenes Interpretativas, todos aquellos aspectos de la Ley molestos para con sus afines. Así, autorizaron las peleas de gallos, el transporte de rehalas en condiciones ilegales, la mutilación a perros de caza y los entrenamientos de galgos arrastrados o empujados por vehículos a motor.

Durante todos esos años, las asociaciones de defensa animal andaluzas hemos venido requiriendo una y otra vez la creación del Órgano Consultivo, es decir, el simple cumplimiento de la Ley. La última vez a través de una Pregunta de Iniciativa Ciudadana (PIC) presentada ante el Parlamento por ASANDA el 18 de octubre de 2012 y admitida a trámite el 25 del mismo mes. Dicha PIC, en resumen, preguntaba al Consejero de Justicia e Interior que “¿Cuándo tiene su Consejería previsto dar cumplimiento a la Disposición adicional segunda de la Ley 11/2003?” Ahora, a través de unas declaraciones del Portavoz del Bipartito, conocemos que el 7 de noviembre, 20 días después de Presentar la PIC, el Consejo Consultivo Andaluz había evacuado informe favorable al Proyecto de Decreto por el que se crea y regula el Consejo Andaluz de Protección de Animales de Compañía, en base a que, entre otras, la Consejería de Justicia había “concedido trámite de audiencia a las organizaciones, asociaciones, y entidades interesadas en el procedimiento, de conformidad con lo establecido en el artículo 45.1.c) de la Ley 6/2006”. Y nosotros, las organizaciones, asociaciones, y entidades interesadas en el procedimiento, ¡sin enterarnos!.

Por supuesto hemos puesto en conocimiento del Consejo Consultivo Andaluz la inexactitud de tal afirmación. Finalmente, el mismo Portavoz del Bipartito informaba a los medios de comunicación que el 27 de noviembre, el Consejo de Gobierno había aprobado “el decreto por el que se crea y regula el Consejo Andaluz de Protección de Animales de Compañía”.

Pero dejando a un lado la gravedad de legislar a espaldas y engaño de los ciudadanos con intereses lícitos y legales, lo más bochornoso del asunto es que el Decreto no incorpora en ninguna de sus doce vocalías a ningún representante de las asociaciones animalistas andaluzas. Las Consejerías implicadas (Justicia y Agricultura) así van a poder seguir actuando sin la molesta intervención de quienes ponemos el máximo empeño –y sin cobrar sueldos ni dietas- en interesarnos por una actuación de la Administración conforme a los principios democráticos.

Por tanto ahora, cuando leemos en los programas del PSOE-A e IU-LVA lo que prometían sobre “participación ciudadana” y “democracia participativa” sólo podemos sentirnos, una vez más, engañados e indignados por una clase política en decadencia.

.

Nota de prensa publicada el 15-02-2013:

Ante la reclamación presentada por ASANDA por la forma en que la Administración andaluza tramitó el Decreto de creación del Consejo de Protección de los Animales,el Director General de Interior quiso “tranquilizalar” recordando que se “contempla la posibilidad de invitar a sus reuniones, tanto del pleno como de la Comisión Permanente, a cuantas personas expertas y entidades dedicadas a los animales de compañía se considere oportunos, para que puedan mostrar su opinión sobre los asuntos que así lo requieran”

Publicado en 41007 Sevilla el en Andalucia

ASANDA recuerda al Director general de Interior que se trata de una reclamación  por no haberle sido concedido, ni a ella ni a ninguna otra asociación de defensa animal de las establecidas en Andalucía, el preceptivo trámite de audiencia durante el proceso de elaboración del Decreto por el que se crea el Consejo Andaluz de Protección de los Animales de Compañía.

Ante el argumento de la Dirección General de Interior de que el trámite de audiencia no fue concedido porque dicho Decreto se configura “como un órgano de coordinación administrativa y asesoramiento interno” regido por la Ley 9/2007 de la Administración de la Junta de Andalucía, ASANDA le señala que, sin embargo, el Consejo Consultivo de Andalucía, en su DICTAMEN Núm.: 895/2012, de 7 de noviembre, afirmaba textualmente, en referencia al proyecto legislativo de referencia, que “También, se ha concedido trámite de audiencia a las organizaciones, asociaciones, y entidades interesadas en el procedimiento, de conformidad con lo establecido en el artículo 45.1.c) de la Ley 6/2006”.

De tal Dictamen cabe colegir, por un lado, que la Consejería de Justicia e Interior remitió información no veraz al Consejo Consultivo (o el Consejo Consultivo se inventó la concesión del trámite de audiencia); y por otro que el Consejo Consultivo entiende que la Ley 6/2006 es de aplicación cuando de tramitar una disposición de estas características se trata.

El artículo 45.1.c de la Ley 6/2006 establece que “Cuando una disposición afecte a los derechos e intereses legítimos de la ciudadanía, se le dará audiencia, durante un plazo razonable y no inferior a quince días hábiles, directamente o a través de las organizaciones y asociaciones reconocidas por la Ley que la agrupe o la represente y cuyos fines guarden relación directa con el objeto de la disposición. La decisión sobre el procedimiento escogido para dar audiencia a la ciudadanía afectada será debidamente motivada en el expediente por el órgano que acuerde la apertura del trámite de audiencia.” A ASANDA le parece algo más que curioso que la Dirección General entienda que el Consejo Andaluz de Protección a los Animales de Compañía, órgano que se supone que asesorará a la Administración en materia de protección y bienestar de animales de compañía, no afecta a los intereses legítimos de los ciudadanos asociados para velar por la protección y bienestar de los animales; y sin embargo sí entienda que, por ejemplo, puede afectar a los derechos del Consejo de los Consumidores y Usuarios de Andalucía, al que, según el Consejo Consultivo, sí se le ha dado trámite de audiencia. ASANDA presume que la Dirección General ha evitado, con una maniobra totalitaria, la opinión molesta del sector ciudadano con más intereses legítimos en la defensa, protección y bienestar de los animales.
ASANDA señala la “curiosidad” de que entre los 12 vocales del ya vigente Consejo Andaluz de Protección de los Animales de Compañía no se admita ni a un representante de las asociaciones de defensa y protección de los animales de Andalucía, excepto que en la actual situación de decadencia política y administrativa se busque, también aquí, el yo me lo guiso y yo me lo como.

ASANDA no puede tranquilizarse ante el recordatorio de que el Consejo Andaluz de Protección a los Animales de Compañía “contempla la posibilidad de invitar a sus reuniones, tanto del pleno como de la Comisión Permanente, a cuantas personas expertas y entidades dedicadas a los animales de compañía se considere oportunos, para que puedan mostrar su opinión sobre los asuntos que así lo requieran”.

ASANDA desconoce cuál es su sentido de la dignidad del señor Director General de Interior, pero a ella le resultaría indigno acudir como invitado a unas reuniones en las que debe tener su sitio por derecho propio y “porque los hombres y mujeres de Andalucía creemos en una ciudadanía activa, defendemos que una participación real y efectiva de la ciudadanía en la resolución de los problemas que les afecta, fortalece lo público, lo que es de todos.” (La cursiva pertenece al Programa electoral del PSOE-A 2012 en su apartado 3.2. Más democracia, más participación. Invertir en ciudadanía. Una ciudadanía más participativa para construir una democracia de mejor calidad.)

Ante todo ello, ASANDA sólo puede exclamar ¡Qué engañifa!

http://www.comunicae.com/nota/que-enganifa

También te podría gustar...