¿El mejor regalo de Navidad?

Son muchas las personas que cada año regalan una mascota por Navidad (sobre todo perros y gatos), y por qué no, con lo monos que son y el cariño y la compañía que dan.

El problema es que hay personas que ven a los animales, sobre todo a los cachorros, como objetos desechables de los que se pueden deshacer cuando crezcan o cuando llegue la hora de irse de vacaciones y no sepan qué hacer con el animal.

Los animales de compañía son una responsabilidad y antes de adoptar uno debemos hacernos las siguientes preguntas:

– ¿Estoy preparado para cuidar de él/ella durante toda su vida?
– ¿Tengo la capacidad y/o paciencia para educarlo?
– ¿Puedo hacerle frente a sus gastos?
– ¿Qué haré con él/ella cuando me vaya de vacaciones?

Por favor, piensa en un animal de compañía como un miembro más de la familia y no como un regalo de usar y tirar. Piensa bien si estás preparado/a para asumir esta responsabilidad, y si es así, considera la adopción en lugar de la compra de un animal. Las protectoras están saturadas de animales sanos que necesitan un hogar definitivo, y ninguno te lo agradecerá más que uno de ellos. Además, cada adopción hace posible la admisión de otro animal necesitado.

No lo dudes, si vas a hacerte cargo de un animal: ¡ADOPTA, NO COMPRES!

Aquí tienes algunos datos para que conozcas un poco más sobre la realidad del abandono de animales de compañía en nuestro país:

Como te podrás imaginar es imposible calcular las verdaderas cifras de abandono en nuestro país, ya que la mayoría de estos desgraciados animales muere en las carreteras antes de ser recogidos por alguna protectora o por el servicio de recogida municipal. Los que tienen la “suerte” de llegar a ser albergados por a una protectora son los más afortunados porque allí al menos tienen la oportunidad de que otra familia los adopte, pero los que se quedan en la calle pasan por un auténtico calvario de hambre, sed, enfermedades, tristeza y un enorme deterioro físico. Muchos de ellos mueren atropellados, otros acaban siendo usados como perros de pelea, otros son maltratados en la calle, y un triste y largo etc.
.
La fundación Affinity viene elaborando un estudio desde el año 1988 sobre la incidencia del abandono de animales de compañía en nuestro país. Los datos los obtienen a través de encuestas enviadas a protectoras de animales y a los ayuntamientos de más de 10.000 habitantes.
El último estudio, correspondiente a 2010, revela una vez más que dentro del estado español, la comunidad autónoma en la que más abandonos se registran sigue siendo Andalucía. También se desprende del estudio que en España se recogieron un total de 109.074 perros y 35.983 gatos durante el año 2010, aunque ahí faltarían los animales recogidos por particulares, ayuntamientos de menos de 10.000 habitantes y otras protectoras no consultadas. Según los resultados de este informe, el periodo de mayor recogida se sitúa entre mayo y agosto, y entre las causas más frecuentes de abandono se encuentran las camadas indeseadas, los cambios de domicilio, factores económicos, falta de interés por el animal, fin de la temporada de caza y vacaciones.
.
¿Y cual es la solución?
.
Entre las medidas para erradicar el abandono, nosotros insistimos en algunas que consideramos claves:
Mayor implicación de las autoridades y profesionales y realización de campañas de sensibilización. Naturalmente nos referimos a campañas serias y honestas, no a al simple cartel de aviso de no ensuciar las calles.
Obligación de la esterilización. En los países donde es obligatorio, la tasa de abandono es cero, o al menos ridícula.
Prohibición de la venta de animales. Al menos mientras a diario sigamos sacrificando a diario miles de animales sanos en las perreras.
Mayor control sobre los animales usados para la caza. Entre otras medidas apostamos porque las asociaciones de cazadores tengan la obligación de mantener un censo de los perros que tienen sus asociados y exigirles cierta responsabilidad sobre ellos, aunque lo ideal sería la prohibición total de esta actividad que genera en nuestra zona una buena parte de los abandonos y el maltrato al que se ven sometidas las rehalas por las malas condiciones en que suelen vivir el tiempo en que no están cazando.
Aplicación real de las leyes de protección animal y endurecimiento de las sanciones. Lamentablemente pocas denuncias por maltrato/abandono de animales prosperan,  y si lo hacen las sanciones son muy bajas, por lo que mientras en España siga saliendo barato abandonar animales seguirá resultando muy complicado erradicar esta lacra.
.
Aquí tienes un par de audios de nuestra campaña en radio:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *